ERRORES MÉDICOS POR DEPRIVACIÓN DEL SUEÑO

Es reconocido el recurso sustentable que encontramos los médicos en la realización de guardias. Indudablemente que su cúmulo (sumados al desempeño de la tarea del día siguiente) causa un gran efecto en la fatiga y o la deprivación de sueño.

Situación que suele verse potenciada en médicos  residentes durante sus primeros años de formación, cuando esta situación suele tornarse su rutina diaria. Diferente apoyo bibliográfico nos demuestra que ésta pérdida de sueño es acumulativa, prolongada, y se extiende por muchos meses, ocasionándoles un estado de casi continua deprivación crónica parcial del dormir. Lo que finalmente resulta en una atención de menor calidad y en mayor riesgo para los pacientes.Las interrupciones del sueño durante la noche de guardia, no solo reducen la cantidad total del mismo, sino que pueden ocasionar «sleep inertia» (inercia del sueño), que  altera desempeño por aproximadamente 30 minutos luego del despertar.

También hay clara evidencia que esta situación tiene impacto sobre el estado de ánimo, el estado de alerta, las funciones cognitivas,el desempeño motor, y lo que es aún peor: falta de capacidad de reconocer su posible alteración.

Existen  trabajos muy interesantes que comparan los efectos de la deprivación del sueño con aquellos producidos por la intoxicación alcoholica. Así pues, después de 17 hs de vigilia se ha comunicado un deterioro en la coordinación mano – ojo similar a la que se observa con una concentración de alcohol en sangre de 0,05 g /%. En el caso de permanecer 24 hs sin dormir, el nivel de comparación es con 0, 1 g %.

La conclusión es sorprendente: vivimos una realidad que acertadamente prohíbe a algunos conducir un vehículo, pero que paradójicamente permite a otro intervenir quirúrgicamente un cráneo o un corazón.

Tal es así que algunas instituciones tienen la política de prohibir la realización de cirugías electivas a cirujanos que no tuvieron la oportunidad de dormir al menos 6 horas. Indudablemente al poner en la balanza riesgo/beneficio, hay que considerar que la cirugía electiva puede prestarse perfectamente a una reprogramación. Y así evitar un riesgo innecesario

 


FACTORES QUE SE DEBEN TENER EN CUENTA AL FIJAR LOS HORARIOS DE TRABAJO

1 . TIEMPO DE ACTIVIDAD

Se considera que toda persona incia su actividad, alcanzando un nivel de rendimiento óptimo (en una actividad conocida) hasta las 8 hs de haberla inciada. A  partir de ese momento el rendimiento va disminuyendo a lo largo del tiempo. Tanto que a partir de las 14 hs el riesgo de accidentes aumenta 2,5 veces.

Hay que considerar que los tiempos de conteo para establecer la fatiga de una persona comienza a partir del mismo momento en que despierta.

2.TIPO DE ACTIVIDAD

La fatiga no discrimina de acuerdo con el tipo de actividad que se está realizando, a menos durante ciertos procedimientos que requieran gran concentración y carga de trabajo

3. FACTORES AMBIENTALES

Indudablemente que situaciones tales como una mala ventilación, los ruidos, la falta de sitios adecuados para descanso  y la mala alimentación influyen desfavorablemente sobre el descanso y finalmente el desempeño del profesional


Se  podrían utilizar tests que permitan al propio médico y a sus autoridades evaluar el estado de fatiga que presenta antes de desarrollar determinada actividad, evaluando si es necesario correr el riesgo de realizarla o es mejor postponerla para cuando se encuentre más descansado.

VER ARTICULO COMPLETO