DERECHO DEL MÉDICO A TRANSFERIR LA ATENCIÓN MÉDICA DEL PACIENTE

En épocas de amplia difusión de los derechos de los pacientes y de los consumidores, resulta oportuno repasar que también los profesionales de la salud tienen los suyos, uno de ellos es el de  transferir la atención médica del paciente.

La relación contractual establecida entre el médico y el paciente genera para ambos un cúmulo de deberes y derechos. El médico tiene derecho a dejar de atenderlo y transferir su atención ante situaciones en las que el paciente no cumple con sus obligaciones (buena fe, lealtad, colaboración) o cuando tanto  pacientes como familiares son groseros o violentos con los miembros del equipo de salud, amenazan con acciones legales, o bien cuando no cumplen con el tratamiento prescripto o faltan repetidamente a las citas programadas.

Una vez repasadas las razones que justifican que el profesional de la salud de por terminada la relación con su paciente, resulta prudente reflexionar acerca de la forma de instrumentarla sin que acarree daños para el paciente ni perjuicio médico legal.

Se deberían concentrar los esfuerzos en que el paciente y/o sus familiares  comprendan las razones por las cuales culmina su atención, lo que debería quedar por escrito (firmado por paciente y/o familiares) y documentado en la historia clínica, con un plazo de antelación no menor a los 30 días y ayudarlo a buscar a otro prestador, a quien se le brindará toda la información recogida del paciente y se documentará debidamente en la historia clínica.

VER ARTICULO COMPLETO