TRAUMATISMO DE CRÁNEO LEVE

El traumatismo encéfalo craneano (TEC) es un motivo de consulta frecuente en los servicios de emergencias. Si bien está muy bien tabulado por las distintas sociedades científicas el manejo de los casos moderados o graves, es  TEC “leve” el que plantea mayores riesgos médico legales. Si bien la frecuencia de reclamos por esta causa es relativamente baja, estos pocos reclamos suelen ser muy importantes, ya que están vinculados a un proceso considerado “leve”, atendido en una guardia, y que evolucionó tórpidamente o con consecuencias graves.

Recomendaciones:

  • Garantice una buena comunicación con el paciente y/o sus acompañantes. Un adecuado interrogatorio permitirá discernir el mecanismo lesional, dirigir el examen físico, los estudios y consultas pertinentes.
  • Brinde pautas de alarma/Indicaciones escritas tanto para el paciente como para sus familiares sepan cómo cuidarlo en casa, a qué síntomas estar alerta, qué actividades puede realizar y cuáles no y, finalmente, la fecha y hora de su próximo control.
  • Deje todo registrado en la Historia Clínica. Se recomiendan grillas pre diseñadas con Score de Glasgow y otros de interés; evitando todo tipo de subjetividades como “paciente bien” o “paciente algo confuso”
  • Haga que todo el equipo de guardia discuta y adopte un protocolo para el manejo consistente de los traumatismos de cráneo (los protocolos ATLS son un excelente punto de partida.
VER ARTICULO COMPLETO