RECOMENDACIONES PARA MEJORAR LOS PASES DE LOS PACIENTES

Cuando los pacientes son vistos por múltiples prestadores en distintos ámbitos, ninguno de los cuales tiene acceso a una información completa, es más fácil que algo salga mal que cuando la atención está mejor coordinada. Información relevante puede perderse de un prestador a otro, de un turno a otro, de un servicio a otro, etc.

Un pase es la transferencia y aceptación de la responsabilidad en el cuidado del paciente  lograda mediante una comunicación efectiva.  Se trata de un proceso en tiempo real consistente en pasar información específica del paciente de un prestador a otro o de un equipo de atención a otro, con el propósito de garantizar la continuidad de la atención y la seguridad del paciente.

Recomendaciones para pases altamente efectivos:

  1. Determine la información crítica que debe ser comunicada cara a cara y por escrito.
  2. Estandarice el método de comunicación (Ej. Técnicas SBAR o IPASS), que obligan a informar la situación, los antecedentes, la evaluación, las posibles contingencias y las recomendaciones.
  3. No confíe exclusivamente en lo que se escribe en la historia clínica (de papel o electrónica). Si la comunicación cara a cara no es posible, utilice el teléfono o videoconferencia. Eso permitirá la realización de preguntas.
  4. Combine la información que proviene de distintas fuentes y pásela toda junta
  5. Garantice que el receptor reciba esta información mínima: persona de contacto, importancia de la enfermedad, resumen del paciente, lista de acciones, planes de contingencia, alergias, medicación, laboratorio e imágenes significativas, signos vitales.
  6. Establezca una zona libre de interrupciones.
  7. Haga participar del pase a todo el equipo de trabajo, incluyendo al paciente y su familia
  8. Utilice la historia electrónica y otras tecnologías (ej: apps, portales de pacientes, telesalud) para reforzar los pases. No confíe en estas herramientas por sí mismas.