MEDICAMENTOS DE ALTO RIESGO (MAR)

Se denominan “medicamentos de alto riesgo” a aquellos que tienen un riesgo muy elevado de causar daños graves e incluso mortales cuando se produce un error en el curso de su utilización. Esta definición no indica que los errores asociados a estos medicamentos sean más frecuentes, sino que en caso de producirse un error, las consecuencias  para los pacientes suelen ser más graves. Por todo ello, el adecuado manejo de los medicamentos de alto riesgo debe ser un objetivo prioritario de los programas de seguridad clínica que establezcan en las instituciones de salud.

Ejemplos de medicamentos de alto riesgo

Grupos terapéuticos: Agentes de contraste IV, agentes inotrópicos IV, agonistas adrenérgicos IV, anestésicos generales inhalados e IV, antagonistas adrenérgicos IV, antiagregantes plaquetarios IV, antiarrítmicos IV, anticoagulantes orales, antidiabéticos orales, bloqueantes neuromusculares, citostáticos parenterales y orales, heparina y otros anticoagulantes, insulinas, medicamentos para sedación moderada IV, medicamentos que tienen presentación convencional y en liposomas, medicamentos para administración por vía epidural o intratecal, nutrición parenteral, opiáceos IV, transdérmicos y orales, soluciones cardiopléjicas, soluciones de glucosa hipertónica ( ≥ 20%), soluciones para diálisis , trombolíticos

Medicamentos específicos: Agua estéril para inyección, inhalación e irrigación en envases de volumen ≥ 100 mL, cloruro potásico IV (solución concentrada), cloruro sódico hipertónico (≥ 0,9%), epoprostenol IV, fosfato potásico IV, metotrexato oral (uso no oncológico), nitroprusiato sódico IV, oxitocina IV, prometazina IV, sulfato de magnesio IV, tintura de opio,vasopresina

Estrategias para prevenir daños por errores con MAR

  1. Reducir la posibilidad de que los errores ocurran
    • Estandarizar los MAR disponibles en los hospitales
    • Retirar o limitar la existencia de los MAR en los botiquines de las unidades asistenciales
  2. Hacer visibles los errores
    • Se basa en hacer visibles los errores cuando ocurran, para actuar antes de que alcancen al paciente, por lo tanto, es necesario implementar controles en los procedimientos de trabajo que permitan detectar e interceptar los errores ( Ej: doble chequeo)
  3. Minimizar las consecuencias de los errores
    • Desarrollar protocolos que permitan la administración de agentes reversores por parte de enfermería sin tener que contactar al médico
    • Garantizar que los antídotos y agentes reversores se encuentren rápidamente disponibles.
    • Tener protocolos de rescate disponibles
VER ARTICULO COMPLETO