IDENTIFICACIÓN DE PACIENTES

Si bien desde el año 2003 la correcta identificación de los pacientes es uno de los objetivos nacionales de seguridad del paciente de los Estados Unidos, todavía hoy hay mucho camino por recorrer.

Una incorrecta identificación puede llevar a daños gravísimos: errores en la administración de medicamentos y transfusiones, procedimientos en la persona incorrecta, errores de lado quirúrgico, altas de bebés a familias equivocadas, etc.

 ¿Qué hacer?

Desarrolle normas y procedimientos adecuados para una correcta identificación de los pacientes:

  • Utilice siempre como mínimo dos indicadores. Nunca debe utilizarse el número de habitación o el diagnóstico. Utilice el nombre y apellido más un  Nª de identificación específicamente asignado (ej: fecha de nacimiento, Nº de historia clínica, etc)
  • Haga bien visibles estos indicadores en pulseras del paciente, etiquetas de medicamentos, tubos o frascos de muestras, hemoderivados, etc.
  • Confirme los dos indicadores definidos por su organización al comienzo de cada encuentro con los pacientes
  • Sea consistente en la aplicación de las técnicas de identificación
  • Adopte medidas para evitar confusiones cuando distintos pacientes de su unidad tienen nombres parecidos.
  • Solicite al paciente que diga su nombre y apellido y el otro identificador. ¿Cuál es su nombre? ¿Fecha de nacimiento?
  • Exhiba de manera clara y destacada el nombre del paciente y el otro indicador en pulseras, formularios, ventanas de HC, etc.
  • Etiquete los tubos de análisis o frascos de muestras biológicas con los dos identificadores en presencia del paciente
  • Verbalice o intercambie los identificadores del paciente en cada pase o transición asistencial
  • Involucre a los pacientes activamente en el proceso de identificación.
  • Minimice interrupciones o distracciones durante la identificación de los pacientes.
VER ARTICULO COMPLETO