JUSTIFIQUE LA INDICACIÓN QUIRÚRGICA EN LA HISTORIA CLÍNICA

Uno de los principales problemas a la hora de defender juicios por responsabilidad profesional derivados de daños luego de una cirugía radica en la muy pobre documentación en la historia clínica institucional (ya se trate de pacientes internados o ambulatorios) de los motivos que determinaron la indicación quirúrgica. Muchas veces, esta prueba documental trascendente se pierde en fichas de consultorio las cuales  no siempre son presentadas en el juicio,  e informes de estudios en poder del paciente.  Se debe tener en cuenta que el eje central de las pericias en casos de responsabilidad médica es la historia del establecimiento asistencial, que es la que suele ser secuestrada y a la que se la da mayor valor probatorio

Es por ello que ante todo acto quirúrgico RECOMENDAMOS DOCUMENTAR ADECUADAMENTE…

  • Los antecedentes
  • Los tratamientos propuestos (osea el fracaso del tratamiento conservador)
  • Una prolija semiología
  • Los estudios de imágenes realizados
  • Finalmente la justificación de la indicación quirúrgica