CULTIVE  LA CIVILIDAD

El diccionario de la Real Academia Española define la civilidad como sociabilidad o urbanidad. El significado de la palabra puede entenderse también por sus sinónimos: cortesía, amabilidad, disposición, atención y buenos modos. Los buenos modales reflejan el respeto que se tiene hacia los otros. Sin respeto mutuo es muy difícil para los empleados trabajar con eficiencia.  La civilidad requiere tolerancia, escuchar activamente y discutir distintos puntos de vista sin tener malestar, violencia o ataques personales. Promueve la motivación, la cooperación y el ambiente sano que se necesita para encarar los enormes desafíos que enfrentan quienes trabajan en el sector salud.

El precio de la incivilidad

  • Las víctimas de malos tratos a menudo “castigan” a sus ofensores y a la organización siendo menos productivos, si bien la mayoría esconde sus sentimientos y no necesariamente considera que sus acciones sean una “revancha”.
  • La creatividad sufre.
  • Se deteriora el desempeño y el eapíritu de equipo
  • Se pierden clientes
  • Se pueden originar conflictos legales y laborales de difícil solución

La responsabilidad de un líder 

  • Sea usted el primer modelo
  • Establezca las expectativas de conducta dentro de la organizaciòn
  • Solicite el feedback de los empleados
  • Contrate personas amables y respetuosas del trabjo de otros
  • Enseñe civilidad
  • Recompense las buenas conductas y castigue las malas
  • Mida y refuerce la civilidad
  • Realice entrevistas post-salida

La civilidad puede llevar mucho tiempo y esfuerzo, pero vale la pena. Va mucho más allá de la amabilidad en el trato. Exige una conexión mucho más profunda con la gente que se lidera. Asegúrese de establecer sus expectativas de dignidad y respeto y verbalice estas intenciones. Identifique a su vez prácticas que demuestren su compromiso con una cultura del respeto.