EL ARTE DE DAR FEEDBACK

Los equipos de alto rendimiento están comprometidos con una disciplina de feeback regular, tanto formal como informal. El feedback consiste en dar, buscar y recibir información relacionada con el rendimiento de los miembros del equipo. Comentar de una manera constructiva a otra persona cómo nos afecta lo que hace o dice no sólo sirve para mejorar nuestras relaciones, sino que ayuda a romper con viejos esquemas culturales que llevan a la gente a estar siempre adivinando las expectativas y los juicios de los demás, la mayor parte de las veces con poco éxito. El feedback debe ser siempre considerado como una ayuda, que busca optimizar el potencial de la persona que lo recibe  y mejorar su desempeño (aumentando sus competencias y compromiso)

Feedback positivo (elogio):

El elogio, cuando corresponde, ayuda a mejorar el desempeño individual. Debiera elogiarse todo resultado positivo, todo esfuerzo extra y todo avance en la dirección de aprendizaje, Por supuesto, la intensidad del elogio tiene que estar en relación al logro. Es bueno brindar elogiar directamente a la persona, y más aún hacerlo delante de otros y por escrito (ej: e-mail con copias a todos). Algunas reglas de oro:

  • Utilice palabras concretas y descriptivas para decir de qué manera esa persona ha contribuido en el buen resultado y el bienestar del equipo.
  • Exprese también sus sentimientos, cómo se ha sentido en relación con lo que esa persona ha hecho por el equipo.
  • Intente dejar claro qué necesidades se han podido satisfacer con lo que la persona ha hecho
  • Celebre lo ocurrido y anime a que se de más a menudo.

Feedback negativo (crítica):

 La crítica también resulta importante, ya que muchas personas tienen una visión poco realista de sí mismos. Todos a su vez tienen derecho a mejorar su desempeño aprendiendo y evolucionando, para lo cual la crítica sincera resulta fundamental. Todo problema grande alguna vez fue pequeño, y las observaciones oportunas pueden evitar una escalada en la que todos pierden

La crítica corresponde cuando la persona tiene control sobre su comportamiento.  También es útil cuando se percibe que la persona está subutilizando su potencial o cuando su desempeño está lejos del nivel deseado. A diferencia de los elogios, que conviene hacerlos públicos, las críticas, siempre en tono constructivo, deberían realizarse en privado.  Reglas de oro:

  • Comparta sus expectativas
  • Investigue los hechos
  • Defina sus motivos
  • Sea oportuno
  • Sea concreto

La técnica del sandwich:

La llamada “Técnica del Sandwich” consiste en brindar retroalimentación negativa entre dos piezas de retroalimentcaión positiva:

  1. Se empieza primero con un cumplido, un comentario positivo, o mencionando algo quela otra persona hace de manera adecuada para que se relaje.
  1. Se continúa luego con la crítica, señalando lo que se quiere que la persona corrija (lo cual es el objetivo real de la charla)
  1. Se finaliza con una llamada a la acción para aprender, para corregir o para mejorar. Más bien son palabras de ánimo y confianza para que no se sienta tan decepcionado por lo que acaba de escuchar