RIESGO MÉDICO-LEGAL EN PSICOLOGÍA

La mayoría de los problemas médico-legales que enfrentan los psicólogos sobrevienen de situaciones que pudieron ser evitadas y sobre las que el terapeuta debiera tener un excelente control. Para prevenir acciones por responsabilidad profesional y facilitar su defensa en caso de ser demandado, tenga en cuenta estas recomendaciones:

 

  • Utilice sólo técnicas para las que se encuentre habilitado por su formación académica, capacitación o experiencia.

 

  • Realice un adecuado proceso de consentimiento informado. Incluya datos sobre la naturaleza del problema y de la técnica a utilizar, duración, objetivos, métodos, alternativas posibles y riesgos potenciales. Haga que el paciente firme la recepción de esta información y su conformidad con el tratamiento propuesto.

 

  • En los casos en los cuales el paciente no se encuentre en condiciones legales, intelectuales o emocionales de brindar su consentimiento, obtenga el consentimiento de los responsables legales.

 

  • En los casos en que la práctica profesional deba ser efectuada sin el consentimiento de la persona afectada (intervenciones policiales o internaciones compulsivas), asegúrese de obtener la autorización legal pertinente restringiendo la información al mínimo necesario.

 

  • La historia clínica es la principal herramienta de los psicólogos para demostrar su actuar diligente, prudente y perito ante una eventual demanda por mala praxis. Documente siempre en forma clara y legible:

 

  • Fecha de admisión
  • Datos identificatorios del paciente y suya (con Nº de matrícula)
  • Motivo de consulta
  • Antecedentes personales clínicos y de salud mental (tratamientos anteriores, medicación)
  • Estado actual: breve descripción
  • Diagnóstico presuntivo (utilice codificación internacional)
  • Programa de tratamiento, interconsultas
  • Evolución
  • Alta

 

  • Recuerde que tiene el deber de guardar secreto de todo conocimiento obtenido en el ejercicio de su profesión. Los informes escritos o verbales sobre personas, instituciones o grupos deberán excluir aquellos antecedentes entregados al amparo del secreto profesional, salvo que constituyan elementos ineludibles para configurar el informe. Queda relevado de este deber cuando se trate de evitar la comisión de un delito o daños al paciente o a terceros

 

  • Evite establecer relaciones que desvíen o interfieran los objetivos por los que fueran requeridos sus servicios.
  • Conozca en detalle las leyes locales y los procedimientos de denuncia de abuso de menores y violencia familiar

 

  • Documente en la historia clínica la evaluación del riesgo suicida, sobre todo en situaciones de conflicto y ante cuadros depresivos.

 

  • Tenga siempre en cuenta las patologías orgánicas que se presentan con síntomas que suelen atribuirse a problemas psicológicos, En caso de dudas, realice la interconsulta pertinente.