CONSENTIMIENTO INFORMADO EN PSICOLOGÍA

El desarrollo del ejercicio profesional de la psicología ha hecho necesario la incorporación de nuevas normativas que regulen la profesión. Entre estas nuevas normas una de las más importantes es el consentimiento informado.

El consentimiento informado es un dispositivo legal, de conocimiento y cumplimiento obligatorio, que rige para todo tipo de intervención profesional.

Es el medio por el cual se le informa anticipadamente al paciente de manera adecuada y comprensible de los derechos que lo asisten y el proceso que seguirá el tratamiento.

Obligaciones del profesional:

  • Respetar la autonomía del paciente.
  • Otorgar la información necesaria y suficiente de manera clara y exhaustiva.
  • Informar sobre el tratamiento, los beneficios, riesgos y alternativas.
  • Aclarar derechos y compromisos asumidos durante el tratamiento.
  • Explicar el uso y la confidencialidad de los datos y sus limitaciones.
  • Advertir sobre la opción de rehusarse o retractarse del tratamiento.
  • Asegurarse de que la persona ha comprendido la información otorgada, y brinda el consentimiento voluntariamente y con capacidad legal, emocional e intelectual.

Es deber del psicólogo considerar su tarea como un proceso que implica la construcción y la revisión permanente del mismo.

Derechos del paciente:

  • Recibir la información de forma clara y precisa sobre el proceso del tratamiento.
  • Dar su consentimiento de manera libre y autónoma en pleno uso de sus facultades mentales.
  • Retractarse o rehusarse a la continuidad del tratamiento.

 Invalidaciones

El consentimiento Informado queda invalidado si la persona pierde la lucidez durante el tratamiento o si la persona no se encuentra en condiciones legales, intelectuales o emocionales.

Firma (No pueden firmar por sí mismos)

  • Personas en las que el estado mental se presenta alterado o en estado de inconciencia.

En los casos en que las personas no puedan brindar el consentimiento por si mismas se obtendrá de los responsables legales; un representante, un familiar o los que el juez designe

  • Personas menores de edad (de 0 a 18 años)

En el caso de niños serán ambos progenitores quienes deberán autorizar las intervenciones, salvo en casos de que uno de los dos haya fallecido, haya perdido la patria potestad por resolución judicial o que no se conozca el paradero.

Excepciones

Se contemplan excepciones en el requisito del consentimiento informado en casos de catástrofes, urgencias o situaciones de riesgo.