USO SEGURO DE MEDICAMENTOS: EL CASO DE LOS LASA

Una de las posibles causas de los Errores de Medicación (EM) es la similitud ortográfica, fonética o visual (envasado parecido) que hay entre algunos nombres de medicamentos.

Este fenómeno, que ocurre en todo el mundo, se conoce por su denominación en inglés como “Look-Alike, Sound-Alike” (LASA).

Esta condición aumenta la posibilidad de ocurrencia de errores en la prescripción, dispensación y administración y, en algunos casos, se complica aún más cuando las dosis de estos medicamentos son similares.

¿CÓMO EVITAR ESTOS ERRORES?

  • Al menos una vez al año las instituciones deberían revisar los medicamentos que se prestan a confusión tanto por su nombre como por su apariencia y que pueden ocasionar daño a los pacientes cuando se confunden.
  • Cuando se decide la adquisición de nuevas especialidades farmacéuticas, es fundamental tener en cuenta el posible riesgo de confusión con los nombres de los medicamentos ya disponibles o con el envasado y el etiquetado.
  • Para minimizar los errores durante la prescripción se recomienda:
  • Si la prescripción es manual, la misma debe ser clara y perfectamente legible.
  • Evitar las prescripciones verbales y telefónicas.
  • Separación física de los medicamentos con aspecto o nombre parecido en todas las áreas de almacenamiento.
  • Utilizar “Tallman lettering” en las estanterías donde se almacenen
  • Antes de dispensar verificar nombre, dosis y forma farmacéutica, no confiar en el reconocimiento visual o la ubicación.
  • Corroborar SIEMPRE con el médico en casos de dudas
  • Leer atentamente el rótulo del medicamento antes de su administración.
  • Establecer un doble control para la preparación y administración
VER ARTICULO COMPLETO