CIRUGÍA BARIÁTRICA, SELECCIÓN DE PERSONAS

Un error muy común es creer que todas aquellas personas obesas o con sobrepeso, son candidatas a realizarse una cirugía bariátrica. Pero estas intervenciones, no se realizan por estética, sino, por la prevención de consecuencias patológicas que derivan de la obesidad mórbida.

Más allá de la edad, que son aspectos que generan controversia a la edad de decidir, los criterios internacionales aceptados para realizar este tipo de cirugías, se justifican por el Índice de Masa Corporal y en las comorbilidades.

Se consideran pacientes con indicación de cirugía bariátrica, a aquellos que tienen:

  • IMC > 40 Kg/m2
  • IMC entre 35 y 40 Kg/m2, con patologías asociadas a la hipertensión arterial, diabetes tipo II, dislipemia, apnea del sueño, entre otras.
  • Personas entre los 15 y 65 años de edad.

La cirugía bariátrica a diferencia de otros tipos de cirugías, radica en que este tipo de cirugías altera los hábitos de los pacientes y no tiene una intención curativa. Por lo tanto, para tener resultados satisfactorios se requiere una educación pre y post operatoria del paciente, mayor que en otros tipos de cirugías. El paciente debe conocer los riesgos y beneficios de la técnica que se le va a realizar, aceptar el riesgo quirúrgico y comprometerse al nuevo estilo de vida.

Todo tipo de intervenciones quirúrgicas, tienen sus contra indicaciones. En el caso de este tipo de cirugía, no se suelen tener en cuenta, y pueden redundar en malos resultados y por ende, en juicios de responsabilidad profesional.

VER ARTICULO COMPLETO