EL SANO EQUILIBRIO ENTRE CUMPLIR LAS NORMAS Y APARTARSE DE ELLAS

“¿Cuántas reglas tenemos actualmente están implementadas que probablemente fueron creadas con las mejores intenciones pero que no benefician a los pacientes, a las familias o a el personal? “

Si bien la calidad de atención depende en gran medida de que los profesionales sigan políticas y procedimientos estrictos, algunas reglas pueden causar cargas administrativas excesivas y una complejidad innecesaria en las organizaciones de salud.

Una práctica de seguridad utilizada por industrias altamente confiables son las llamadas “reglas rojas” que algunas organizaciones han intentado adoptar. Las reglas rojas son reglas que no se pueden romper, son pocas, fáciles de recordar y se asocian sólo con procesos que pueden causar daños graves a los empleados, clientes o la línea de productos, pero no deben confundirse con las políticas organizacionales o los procedimientos operativos estándar, incluso los cruciales como el lavado de manos que requieren una estricta adhesión.

La regla roja debe seguirse exactamente como se especifica, excepto en situaciones raras o urgentes y se espera que cada trabajador, independientemente de su rango o experiencia en la empresa, detenga el trabajo o la línea de producción si se viola la regla roja.

Todas las violaciones de una regla roja estarán mediadas a través del enfoque de la cultura justa en el que el comportamiento de los trabajadores, en este caso, romper una regla roja, se evalúa para determinar si fue causada por un error humano, un comportamiento de riesgo o un comportamiento imprudente, independientemente del rango, la popularidad y la importancia del miembro del personal para la empresa.

¿Qué hace que una regla roja sea diferente de otras reglas cruciales (políticas y procedimientos) en una organización?

  • Las reglas rojas no deben contener palabras como «excepto cuando …»
  • Cualquier persona que note que se ha violado la regla roja tiene la autoridad y la responsabilidad de detener el progreso del cuidado del paciente asociado con la regla roja.
  • Las personas que violaron la regla roja serán juzgados en la organización de manera justa en función de los motivos por los que se infringió la regla, independientemente de su rango y experiencia.
  • Las reglas rojas son pocas, bien entendidas y memorizables.

Entonces, ¿está mal romper las reglas?

La cultura, el liderazgo, los sistemas organizacionales y otros factores conforman un sistema complejo que interactúa, influye y guía el comportamiento en el lugar de trabajo.

Alinear estos factores es clave para desarrollar la confiabilidad de comportamiento necesaria para garantizar que los sistemas y las reglas ya existentes se usen según lo previsto. Pero también hay que darle a las personas la posibilidad de adaptarlas para poder responder adecuadamente cuando las condiciones cambian.

Romper las reglas es útil cuando se necesita generar nuevas ideas para resolver un problema o para obtener los mejores resultados para los pacientes.

VER ARTICULO COMPLETO