8 RECOMENDACIONES PARA UNA ATENCIÓN LIBRE DE DAÑOS

El avance en seguridad del paciente requiere pasar de las actuales intervenciones graduales y fragmentadas hacia un abordaje sistémico total de la seguridad. Para lograr este objetivo,  los líderes de las organizaciones de salud deberían tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  1. Garantice que los líderes establezcan y mantengan una cultura de seguridad

La importancia del cambio cultural debe ocupar un lugar central en la agenda de las máximas autoridades y no ser sacrificada en pos de otras prioridades.

  1. Genere una supervisión centralizada y coordinada de la seguridad del paciente

Para optimizar los esfuerzos en seguridad del paciente, se requiere la participación, coordinación y supervisión de un organismo del Estado y de otras organizaciones de seguridad.

  1. Genere un conjunto de indicadores de seguridad comunes que reflejen resultados significativos

Para progresar en seguridad, se necesita establecer una métrica estandarizada en la continuidad de atención (internación y ambulatorio), y crear mecanismos que permitan identificar y medir los riesgos y peligros de manera proactiva

  1. Aumente los fondos destinados a la investigación en seguridad del paciente y a la ciencia de la implementación

Para lograr progresos sustanciales en seguridad del paciente, debería avanzarse tanto la ciencia de la seguridad como en la ciencia de la implementación, lo que permitirá comprender acabadamente los peligros a los que se enfrentan los pacientes y la mejor forma de prevenirlos.

  1. Aborde la seguridad en todos los ámbitos de atención y en la continuidad de cuidados

Los pacientes merecen seguridad no sólo cuando están internados sino también en cada encuentro con el sistema de salud en los distintos ámbitos de atención

  1. Apoye a la fuerza de trabajo en salud

La moral y el bienestar de la fuerza de trabajo son absolutamente necesarios para brindar una atención segura. Los médicos, enfermeras, auxiliares, farmacéuticos, técnicos y otros necesitan apoyo para llegar a su máximo potencial como cuidadores.

 

  1. Asóciese con los pacientes y sus familias para una atención más segura

Los pacientes y sus familias necesitan participar activamente en todos los niveles de atención. En el fondo, la mayor participación tiene que ver con el libre flujo de información desde y hacia el paciente.

 

  1. Garantice que la tecnología sea segura y optimice su uso para mejorar la seguridad del paciente

Resulta crucial optimizar los beneficios que tiene para la seguridad la tecnología informática y minimizar  sus consecuencias indeseadas.

 

Fuente: National Patient Safety Foundation (NPSF)  “Free from Harm: Accelerating Patient Safety Improvement Fifteen Years after To Err is Human”. Feb 2015.