CONCIENCIA DE SITUACIÓN Y SEGURIDAD DEL PACIENTE

Muchos eventos adversos en la atención médica están asociados con problemas sistémicos y errores humanos. El reconocimiento del impacto de este último componente en la seguridad del paciente ha generado un interés creciente en la ingeniería de factores humanos.

 

Los pilotos y controladores de tránsito aéreo están capacitados en el conocimiento de los factores humanos con el objetivo de aumentar la seguridad de la industria aerocomercial; sin embargo, los profesionales de la salud apenas están comenzando a recibir capacitación formal en esta temática, ya que históricamente han sido más entrenados para responder que para predecir o prevenir los eventos. El desafío radica en cómo implementar esta competencia entre los profesionales de la salud para mejorar la seguridad del paciente y reducir el riesgo en la práctica médica.

 

La conciencia de situación se define formalmente como «la percepción de los elementos del entorno dentro de un volumen de tiempo y espacio, la comprensión de su significado y la proyección de su estado en el futuro cercano”. En otras palabras, la conciencia de situación consiste en “saber qué es lo que está pasando”.

 

La falta de conciencia de situación es uno de los principales factores identificados en los accidentes atribuibles a errores humanos. También lo es la conciencia inadecuada de lo que está ocurriendo en el entorno.

 

La buena conciencia de la situación es crítica en todas las áreas de la atención médica, especialmente en situaciones de urgencia, donde los cambios en la condición del paciente deben ser respondidos con prontitud.

 

Habilidades para fortalecer la conciencia de situación

 

-Pensar con anticipación

-Identificar amenazas

-Confiar en el instinto

-Minimizar la carga de tareas

-Estar atento a la fatiga

-Evitar la complacencia

-Reevaluar la situación con regularidad

 

LOS TRES NIVELES DE CONCIENCIA DE SITUACIÓN EN SALUD

La conciencia de situación se puede descomponer en tres niveles:

Nivel 1: Percepción de los elementos del entorno

Nivel 2: Comprensión de la situación

Nivel 3: Capacidad de proyectar o predecir lo que puede suceder en un futuro próximo.

 

La conciencia de situación depende del trabajo en equipo y la comunicación.

Una cultura que facilita la comunicación conduce a una mejor conciencia de situación, una mejor toma de decisiones y mejores resultados para los pacientes.

VER ARTICULO COMPLETO