SEGURIDAD EN QUIMIOTERAPIA

La administración de antineoplásicos es un proceso complejo, plagado de oportunidades para cometer errores con potencial daño para los pacientes dada la toxicidad inherente de estos agentes. Es mucho más probable que un error de medicación en quimioterapia resulte en un daño significativo que un error con otro tipo de medicación y a pesar de las recomendaciones y alertas lamentablemente siguen ocurriendo errores.

Algunas características de los  agentes antineoplásicos:

  • Tienen un estrecho margen terapéutico.
  • Amplia variedad de tratamientos para la misma indicación.
  • Las dosis de un mismo fármaco son variables, dependiendo de la indicación, vía y sistema de administración.
  • Los esquemas son complejos, por incluir combinación de antineoplásicos.
  • La individualización de dosis y del número de ciclos es una variable determinada por el paciente y su situación
  • Dosis máximas limitantes (algunos citostáticos) Los riesgos de errores se caracterizan por ser de gravedad potencialmente alta.
  • Las respuestas adversas son desproporcionadas en relación a cualquier otra familia de fármacos.
  • Alto costo de los medicamentos.

Recomendaciones para evitar errores:

  • Capacitación y calificación del personal
  • Capacitación del paciente y de su familia/cuidadores
  • Estandarización de los protocolos de atención
  • Comunicación y acceso a la información
  • Estandarización de las órdenes
  • Límites de dosis y vías de administración
  • Dobles controles, verificación y monitoreo
  • Especial atención a la seguridad laboral en el manejo de medicamentos antineoplásicos
VER ARTICULO COMPLETO