PRÁCTICAS SEGURAS DE MEDICAMENTOS DIRIGIDAS A LOS HOSPITALES 2020-2021

El Instituto para el Uso Seguro de Medicamentos (ISMP) de los Estados Unidos publicó las mejores prácticas recomendadas de medicamentos para los hospitales que se actualizan cada dos años.

Estas recomendaciones están basadas en los informes recibidos a través del programa de reporte de  errores de medicación del ISMP y fueron revisadas por un panel asesor de expertos externo y aprobados por la Junta del ISMP.

 

1-Dispensar la vinCRIStina y otros alcaloides de la vinca en una minibolsa para infusión y no en una jeringa.

 

2-Evitar errores que impliquen la administración diaria accidental de metotrexato oral tanto en el entorno hospitalario como al alta.

 

3 -Pesar a cada paciente , evitar el uso del peso declarado, estimado o histórico dado que puede causar una dosificación errónea.

 

4- Asegurarse de que todos los medicamentos líquidos orales que no están disponibles comercialmente en envases de dosis unitarias sean dispensados por la farmacia en una jeringa oral o una jeringa enteral que cumpla con la Organización Internacional de Normalización (ISO) 80369 como ENFit.

 

5- Utilizar dispositivos para la dosificación de líquidos orales (jeringas / vasos / goteros orales) que solo tengan una  escala métrica.

 

6- Separar, retirar y diferenciar  todos los agentes bloqueantes neuromusculares (BN) de otros medicamentos, donde sea que estén almacenados en la institución.

 

7 – Administrar las  infusiones de medicamentos a través de una bomba de infusión programable utilizando sistemas de software de reducción de errores de dosis.

 

8- Asegurarse de que todos los antídotos, agentes de reversión y agentes de rescate estén fácilmente disponibles y que se tengan protocolos estandarizados que permitan la administración de emergencia de todos estos agentes.

 

9- Eliminar todas las bolsas de 1,000 ml de agua estéril (etiquetadas para «inyección», «irrigación» o «inhalación») de todas las áreas fuera de la farmacia.

 

10 – Al realizar preparaciones estériles, realizar una verificación independiente para asegurarse de que se agreguen los aditivos adecuados (medicamentos y diluyentes), incluida la confirmación de la cantidad (volumen) adecuada de cada aditivo antes de su adición al recipiente final.

 

11 -Eliminar la prometazina inyectable del vademecum hospitalario.

 

12 -Buscar y utilizar la información sobre errores de medicación que se han producido en otras organizaciones fuera de sus instalaciones y tomar medidas para evitar errores similares.

 

13 – Verificar y documentar el status de opioides de un paciente (naive versus tolerante) y el tipo de dolor (agudo versus crónico) antes de prescribir y dispensar opioides de liberación prolongada y de acción prolongada.

 

14 – a) Limitar la variedad de medicamentos que se pueden quitar de los sistemas automatizados de dispensación (SAD) utilizando la función de anulación.

  1. b) Requerir una orden de medicación (por ejemplo, electrónica, escrita, telefónica, verbal) antes de eliminar cualquier medicación de un SAD, incluidas las eliminadas mediante la función de anulación.
  2. c) Monitorear las anulaciones en los SAD para verificar la idoneidad, la transcripción de pedidos y la documentación de la administración.
  3. d) Revise periódicamente la idoneidad de la lista de medicamentos disponibles mediante la función de anulación.
VER ARTICULO COMPLETO