ACCESOS VASCULARES VENOSOS CENTRALES

Si bien los reclamos por la colocación de accesos vasculares no ocupan un número significtivo sobre el total de reclamos, sí representan un grave problema gracias a las complicaciones que pueden causar . Por lo tanto el médico debe estar adecuadamente entrenado con dicha práctica y capacitado para responder los siguientes interrogantes:

1ro) ¿Cuál es la INDICACIÓN de la colocación de un AV?

  1. Administración de fluidos
  2. Administración de fármacos
  3. Toma de muestras sanguíneas
  4. Monitoreo hemodinámico (medición de PVC o SG)
  5. Realización de procedimientos diagnósticos y terapéuticos

2do) Posicionarnos frente a QUÉ TIPO de paciente estamos?

  1. ¿Es un paciente estable o crítico?
  2. ¿Es un paciente lúcido o está bajo sedo analgesia?
  3. ¿Colabora con el procedimiento o está excitado?
  4. ¿Está en ARM?
  5. ¿Está traumatizado?

3ro) ¿Donde nos encontramos?

  1. Etapa prehospitalaria (¿estamos en el domicilio?)
  2. Guardia
  3. Quirófano
  4. Sala general
  5. Sala Cuidados Críticos

4to) Con QUIEN estamos?

  1. ¿Estoy solo?
  2. ¿Estoy en centro de alta complejidad?
  3. ¿Tengo forma de diagnosticar posibles complicaciones?
  4. ¿Cuento con especialistas que pueden resolver esas complicaciones?

 Consideraciones que siempre se deben tomar en cuenta…

  1. Correcta evaluación del paciente mediante la confección de una Historia Clínica detallada en la que se identifiquen sus factores de riesgo y antecedentes, exámenes de laboratorio y otros de imagen.
  2. Conocimiento acabado de la anatomía regional y de la técnica a practicar (hay diferentes técnicas para un mismo acceso vascular)
  3. Conocimiento de las complicaciones posibles según la vía elegida, y contar con los medios para poder resolverlas
  4. Informar al paciente el procedimiento a realizar, sus ventajas y sus posibles complicaciones (todo esto debe constar en el Consentimiento Informado ubicado dentro de la HC del paciente)
  5. Si se cuenta con la posibilidad siempre son ideales las punciones guiadas ecocardiográficamente.
  6. Realizar una adecuada asepsia de la región (limpieza sucia, limpieza limpia, uso de vestimenta adecuada y campos)
  7. Infiltrado anestésico suficiente pero no exagerado que borre reparos anatómicos.
  8. Cura plana con vendaje estéril. De ser posible usar apósitos transparentes y fecha de colocación de la misma.
  9.  Desechar agujas, bisturí, cuerda, etc..
  10. Control radiográfico post colocación.
VER ARTICULO COMPLETO