OBTENCIÓN Y UTILIZACIÓN DE PLASMA DE CONVALECIENTES COMO TRATAMIENTO EXPERIMENTAL EN PACIENTES CON COVID 19

El brote del coronavirus (SARS-CoV-2), se originó en Wuhan, China, convirtiéndose en una preocupación importante para todo el mundo. Al 31 de agosto de 2020, se calcula que ha infectado a más de 25 millones de personas en todo el mundo, causando más de 840.000 muertes. Para esta fecha en nuestro país se contabilizan 408,426 pacientes infectados, delos cuales 8.457 han muerto y 294.000 se han recuperado.

Más allá del tratamiento de apoyo o sostén como son suministro de oxígeno en casos leves, ventilación mecánica y oxigenación por membrana extracorpórea para los pacientes críticos, todavía se están investigando medicamentos específicos y vacunas.

Dentro de estas alternativas terapéuticas se presenta como efectivo el uso de plasma obtenido de pacientes convalecientes de COVID-19.

En ese sentido y por Resolución Ministerial 783/2020 (RESOL-2020-783-APN-MS) se define el PLAN ESTRATÉGICO PARA REGULAR EL USO DE PLASMA DE PACIENTES RECUPERADOS DECOVID-19 CON FINES TERAPÉUTICOS, el que contempla la posibilidad de utilizar el plasma convaleciente como terapia experimental en pacientes en estado crítico.

El método se ha utilizado en el pasado para tratar enfermedades como la poliomielitis, el sarampión y las paperas, hasta en la epidemia de gripe de 1918.

La justificación de su uso radica que en que los pacientes recuperados poseen anticuerpos neutralizantes en su plasma sanguíneo, los que fueron generados por su sistema inmune. Al ser administrado a un nuevo paciente, le proporciona una “inmunidad pasiva” hasta que su propio sistema inmunitario esté en condiciones de generar sus propios anticuerpos. Se utiliza en pacientes con cuadros moderados y graves.

Considerándose criterios de gravedad la presencia de: disnea, frecuencia respiratoria ≥30 respiraciones por minuto, saturación de oxígeno en sangre ≤93%, relación entre la presión parcial arterial de oxígeno y la fracción de oxígeno inspirado (PaO 2 / FiO2 )<300 o infiltrados pulmonares> 50% dentro de las 24 a 48 horas

En medio de una pandemia mundial de SARS-CoV-2 y COVID-19, para la cual actualmente no tenemos vacunas o medicamentos de probada eficacia disponibles, el plasma de convalecientes representa una opción terapéutica potencial y prometedora, con un balance favorable de beneficio/riesgo para estos pacientes.

 

Fuente: Dr. Guillermo Maccagno NOBLE Cía de Seguros