EL ROL DE LOS PACIENTES EN LA SEGURIDAD DE SU ATENCIÓN

Si bien la seguridad en la atención es una responsabilidad indelegable de los profesionales de la salud e instituciones médicas, los mismos dependen de una activa participación y compromiso de los pacientes para garantizarla

 

La participación de los pacientes y familias en la mejora de la seguridad de su atención implica la creación de alianzas efectivas entre aquellos que brindan la atención y aquellos que la reciben –a todos los niveles, incluyendo no sólo los encuentros individuales sino también en los comités de seguridad, cuerpos ejecutivos, directorios y en los cuerpos que diseñan las políticas de salud a nivel nacional-. La mayor participación a través de estas alianzas puede ser muy beneficiosa, tanto para los pacientes, en términos de una mejor salud y resultados, como para los profesionales, que se desempeñarán en un ambiente de trabajo más productivo.

 

¿Por qué incorporar a los pacientes y sus familias en las iniciativas de calidad y seguridad?  

 

  • Porque conocen mejor que nadie sus síntomas y respuestas a tratamientos

 

  • Porque dedican más tiempo que nadie a su propio bienestar y buena evolución

 

  • Porque están siempre «presentes»

 

  • Porque a menudo perciben deficiencias que pasan desapercibidas para los profesionales

 

  • Porque su coraje y resiliencia puede inspirar y energizar al equipo de salud

 

 

La participación del paciente y su familia mejora los resultados de la atención

 

  • Aumentando la posibilidad de un diagnóstico correcto.

 

  • Facilitando la toma de decisiones compartidas.

 

  • Generando mayor adherencia a los tratamientos.

 

  • Disminuyendo los eventos adversos (otro par de ojos)

 

La participación del paciente y su familia mejora su experiencia y la del equipo de salud

 

La participación del paciente y su familia refuerza la cultura de seguridad. El modelo de pacientes plenamente comprometidos con su atención y en la planificación de nuevos procesos ha demostrado ser clave para la mejora continua, una de las principales fuentes de satisfacción en el trabajo.

 

La participación del paciente y su familia mejora los resultados del sistema de salud y es beneficiosa para la comunidad

 

  • Menor dependencia de los profesionales de la salud.

 

  • Mayor bienestar y calidad de vida.

 

  • Menor morbilidad y mortalidad.

 

  • Menor ansiedad de los pacientes.

 

  • Aumento de la confianza en los médicos.

 

  • Mejor difusión de información crítica.

 

  • Menos errores en la interpretación de la información.

 

  • Menos inequidades en la atención.

 

  • Menos errores en los tratamientos.

 

  • Mejor utilización de los servicios preventivos

 

  • Menor necesidad de gestión de enfermedades.

 

 

Fuente: Vítolo F. “El rol de los pacientes en la seguridad de su atención”. Biblioteca virtual NOBLE ®, 2014