VALORES E IDEALES DE LOS PROFESIONALES DE LA SALUD: UNA ESPADA DE DOBLE FILO

Los profesionales de la salud de nuestro país se encuentran en este momento bajo muchísima presión, en el frente de batalla contra el COVID-19 .

 

En Argentina, como en España, aproximadamente un 15% de los pacientes con COVID-19 son profesionales sanitarios. En Argentina, a fines de noviembre ya hay  362 muertos entre médicos, enfermeros, camilleros, administrativos, instrumentistas. Los contagiados  son más de 60.000.

 

Les hemos cargado sobre sus espaldas el mote de «héroes»,  aún cuando la mayoría de ellos sólo quieran ser profesionales que cumplen con su llamado vocacional sintiéndose protegidos y seguros. Están hechos de carne y hueso, y tienen miedos como todos. Miedo a contagiar a la familia, miedo a morir, miedo a ver morir a gente que quieren, ansiedad, insomnio, enojo, depresión, incertidumbre económica, inseguridad y angustia. Muchos ya se encuentran exhaustos antes de comenzar la batalla.

 

A los aplausos anónimos y generalizados de las nueve de la noche se suman escraches individuales dolorosos e inmerecidos que nos interpelan como sociedad. Como pocas veces experimentamos todos los días el lugar común que afirma que las situaciones límites desnudan a las personas y las muestran como realmente son.

 

Las personas con una alta vocación de servicio, como es el caso de los profesionales de  la salud, suelen tener valores e ideales muy acendrados que influyen en la elección de la carrera y en su toma de decisiones de todos los días. Esos valores e ideales y su práctica  en el día a día los hacen fuertes para estar por los demás, pero a la vez los exponen personalmente y los ponen en un alto riesgo de estrés. (ver cuadro)

«La pandemia de COVID-19 nos ha recordado a todos el papel fundamental que desempeñan los trabajadores de la salud para aliviar el sufrimiento y salvar vidas,» ha dicho el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS. «Ningún país, hospital o centro de salud puede mantener a salvo a sus pacientes a menos que preserve la seguridad de sus trabajadores de la salud¨”

Tengamos esto presente hoy 3 de diciembre, día del médico, y todos los días.