LOS PRINCIPIOS DE LA ATENCIÓN CENTRADA EN LA PERSONA


No hay una definición única, consensuada y universalmente aceptada de la atención centrada en la persona. Esto se debe a que se trata un área todavía emergente y, por otra parte, la misma definición  depende de las necesidades, circunstancias y preferencias de la persona que recibe la atención. Lo que es importante para una persona con respecto a su atención puede ser absolutamente irrelevante, e incluso no deseable para otra. También puede variar en una misma persona a lo largo del tiempo. Pero más allá de definiciones y taxonomías, se trata de un verdadero cambio de paradigma que nos llama adoptar de manera sistemática y consciente la perspectiva del paciente para organizar los cuidados de salud. Y su voz debe ser oída a todos los niveles: políticas públicas, gobernanza hospitalaria y encuentros clínicos.

Los principios de la atención centrada en el paciente surgen de miles de encuestas y de años de investigación. Si bien el sector salud está sujeto a constantes cambios, estos ocho principios, publicados por hace ya muchos años por el Picker Institute, una ONG creada con el objetivo de humanizar la medicina (hoy parte del IHI, Institute for Healthcare Improvement) han resistido la prueba del tiempo y reflejan de manera consistente las prioridades de la atención médica a través de los ojos de los pacientes:

  1. Respeto por los valores, preferencias y necesidades expresadas por los pacientes

 

  • Toma de decisiones informadas y compartidas
  1. Coordinación e integración de la atención
  • De la atención clínica
  • De los servicios auxiliares y de apoyo
  1. Información, comunicación y capacitación
  • Sobre el estado clínico, el progreso y el pronóstico
  • Sobre los procesos de atención
  • Sobre cómo facilitar la autonomía, el autocuidado y la promoción de la salud
  1. Confort físico
  • Manejo del dolor
  • Asistencia con las actividades y necesidades de la vida diaria
  • Entorno del hospital. Privacidad. Limpieza. Comodidad.
  1. Apoyo emocional y alivio de temores y ansiedades
  • La ansiedad sobre el estado clínico, el tratamiento y el pronóstico
  • La ansiedad sobre el impacto de la enfermedad sobre sí mismos y su familia
  • La ansiedad sobre el impacto económico de la enfermedad
  1. Participación de la familia y amigos
  • Comodidades para quienes brindan contención emocional
  • Respeto y reconocimiento de su rol de “abogados” del paciente
  • Apoyo a los miembros de la familia como cuidadores
  • Reconocimiento de sus necesidades

 

  1. Continuidad de atención en las transiciones asistenciales
  • Información detallada y comprensible de los medicamentos, limitaciones físicas, dieta, etc.
  • Planificación y coordinación de los servicios después del alta y asegurar que los pacientes y familiares entienden esa información
  • Información sobre el acceso al apoyo clínico, social, físico y financiero de manera continua
  1. Acceso a la atención
  • El acceso a la ubicación de hospitales, clínicas y consultorios médicos
  • Disponibilidad de transporte
  • La facilidad de programación de citas
  • Disponibilidad de citas cuando sea necesario
  • La accesibilidad a los especialistas o servicios especializados cuando se hace una derivación
  • Instrucciones claras proporcionadas sobre cuándo y cómo obtener referencias.

Fuente: Vítolo F.  Atención Centrada en el Paciente. Biblioteca Virtual NOBLR ®, 2010