ASMA 

¿Qué es el asma?

El asma es una afección en la que se estrechan y se hinchan las vías respiratorias, lo cual produce mayor mucosidad. Esto puede dificultar la respiración y provocar tos, silbido al respirar y falta de aire y para algunas personas puede ser un problema que interfiere en las actividades cotidianas. El asma no tiene cura, pero sus síntomas pueden controlarse.

Síntomas

 Los síntomas varían según la persona. Los signos y síntomas del asma comprenden:

  • Falta de aire
  • Dolor u opresión en el pecho
  • Problemas para dormir causados por falta de aire, tos o silbido al respirar
  • Silbido al respirar que puede oírse al exhalar.
  • Tos que suele empeorar temprano a la mañana y por la noche.
  • Tos con mucosidad.

Causas

No se ha determinado una causa exacta del asma. Los científicos creen que las causas genéticas y ambientales pueden conducir al asma.

Desencadenantes del asma

Los desencadenantes del asma varían de una persona a otra y pueden ser algunos de los siguientes:

  • Contaminantes del aire (pólen, ácaros del polvo, humo, etc)
  • Infecciones respiratorias, como un resfrío
  • Actividad física (asma provocada por el ejercicio)
  • Aire frío
  • Algunos medicamentos
  • Emociones fuertes y estrés
  • Algunos conservantes añadidos a algunos alimentos y bebidas.
  • Enfermedad por reflujo gastroesofágico.

Factores de riesgo

Se cree que varios factores aumentan las probabilidades de padecer asma. Algunos de ellos son:

  • Tener un familiar consanguíneo con asma.
  • Tener una afección alérgica, como dermatitis atópica o rinitis alérgica.
  • Tener sobrepeso.
  • Ser fumador.
  • Exposición al tabaquismo pasivo
  • Exposición a gases de escape o a otros tipos de contaminación
  • Exposición a desencadenantes en el ámbito laboral, como los productos químicos utilizados en las industrias de la agricultura, la peluquería y la fabricación

 ¿Cuándo debo consultar al médico? 

  • Rápido empeoramiento de la falta de aire o del silbido al respirar
  • Falta de mejora, incluso después de usar inhalador
  • Falta de aire cuando haces la mínima actividad física
  • Para controlar el asma después del diagnóstico.
  • Si empeoran los síntomas del asma.
  • Para revisar su tratamiento.

Complicaciones

Las complicaciones del asma son:

  • Signos y síntomas que interfieren en el sueño, el trabajo o las actividades recreativas
  • Días de ausencia al trabajo o a la escuela por enfermedad durante los ataques de asma
  • Estrechamiento permanente de los tubos bronquiales (remodelación de las vías respiratorias) que afecta la forma en que puedes respirar
  • Visitas a la sala de urgencias y hospitalizaciones por ataques intensos de asma
  • Efectos secundarios del consumo a largo plazo de algunos medicamentos que se utilizan para estabilizar el asma grave

Prevención

Aunque no exista forma de prevenir el asma, tú y tu médico pueden colaborar para diseñar un plan detallado a fin de vivir con tu afección y evitar que ocurran ataques de asma.

  • Sigue un plan de acción para el asma con la ayuda del médico y del equipo de atención médica.
  • Vacúnate contra la influenza y contra la neumonía.
  • Identifica y evita los desencadenantes del asma.
  • Controla tu respiración.
  • Identifica y trata los ataques a tiempo.
  • Toma tus medicamentos según las indicaciones.

 

Fuentes:

-Mayo Clinic. Enfermedades y afecciones.

-Academia Americana de Médicos de Familia (familydoctor.org)

 

ADVERTENCIA: Se brinda esta información para que usted la use cuando hable con su prestador de atención médica. El contenido es sólo para fines educativos y no debe considerarse un sustituto del consejo, el diagnóstico o tratamiento de médicos asistenciales. No demore la consulta con un profesional a causa de algo que haya leído en este informe.    

¡Un paciente informado es un paciente más seguro!