SEGURIDAD PISCOLÓGICA EN EL TRABAJO

La “seguridad psicológica”  de los trabajadores  es la sensación de seguridad y la capacidad de proponer cambios y decir lo que se piensa o se siente sin temor a represalias. Libertad para opinar sobre los objetivos colectivos y la prevención de problemas sin una postura defensiva. La gente sabe que no será castigada por errores humanos involuntarios que surgen de sistemas inseguros, lo cual es consistente con una cultura justa. La seguridad psicológica, más que un atributo individual, es una característica del equipo de trabajo.

Hay seguridad psicológica cuando:

  • Las interacciones entre todos los individuos de una organización son respetuosas.
  • Las faltas de respeto y las conductas disruptivas son abordadas de manera rápida y consistente por los líderes.
  • La gente confía en que los demás responderán positivamente cuando realicen una pregunta, busquen ayuda, admitan un error o propongan una idea.
  • Se promueve un clima en el cual las opiniones disidentes son esperadas y respetadas, el reporte de incidentes es bienvenido y las personas están dispuestas a compartir ideas, dudas y preocupaciones.

Los líderes generan seguridad psicológica:

  • Siendo accesibles y abordables;
  • Reconociendo la complejidad del trabajo y los límites del conocimiento actual. Mostrándose humildes y aceptando la posibilidad de cometer errores;
  • Estimulando la participación;
  • Viendo las fallas como oportunidades de aprendizaje;
  • Utilizando un lenguaje claro y directo;
  • Estableciendo los límites de lo que se consideran conductas aceptables y responsabilizando a las personas que violen dichos límites
  • Desarrollando y manteniendo una cultura justa