INFORMATIZACIÓN DE LAS ORGANIZACIONES DE SALUD. TENGA EN CUENTA LOS FACTORES HUMANOS Y SOCIALES

Muchos proyectos de informatización de clínicas, hospitales y centros de salud fracasan. Después de invertir sumas millonarias, los usuarios suelen quejarse porque el nuevo sistema es engorroso, difícil de usar y poco flexible a sus necesidades. La explicación de estos fracasos suele ser la subestimación de la complejidad que tiene la atención médica y la pobre evaluación de factores sociales tales como la cultura de la organización, sus estilos de comunicación, el flujo de trabajo,  las nomas internas y  los requisitos exigidos por los reguladores, entre otros. Por eso, al momento de invertir en tecnologías de información y comunicación (TIC’s), tenga en cuenta las distintas dimensiones del modelo socio-técnico de informatización:

 

  1. Hardware y software:

Esta dimensión es puramente técnica; se compone solamente del equipamiento físico (computadoras, monitores, dispositivos de almacenamiento) y del software requerido para su funcionamiento. Un aspecto clave de esta dimensión es que el usuario no es consciente de la mayor parte de esta compleja infraestructura hasta que falla.

 

  1. Contenido clínico

Esta dimensión incluye todos los datos, información y conocimiento que son almacenados de manera continua en el sistema (Historia electrónica: textos, números e imágenes capturadas directamente de los equipos de imágenes o que son escaneadas de fuentes de papel). Los elementos del contenido clínico pueden ser utilizados para configurar ciertos requerimientos del software.

 

  1. Interfase Hombre-Computadora

Esta dimensión analiza la interacción del hombre con la computadora. Incluye aspectos ergonómicos. Debería culminar en un modelo de interacción que se adapte perfectamente  a la forma de trabajo consensuada con el usuario final. Requiere de permanentes ajustes.

 

  1. Personas

Esta dimensión representa a la totalidad de los humanos involucrados en cada uno de los aspectos del diseño, desarrollo, implementación y uso de la tecnología informática (programadores de software, personal de sistemas, capacitadores, médicos, enfermeras, resto de personal y pacientes). El sistema debe ayudarlos a pensar y a sentirse cómodos.

 

  1. Flujo de trabajo y comunicación

La dimensión “flujo de trabajo” representa  todos los pasos necesarios para garantizar que todos los pacientes reciban la atención que requieren de manera oportuna. A menudo el sistema de información clínica no se adapta a la carga o forma de trabajo de los médicos y enfermeras. En estos casos, o se modifica la forma de trabajo para adaptarse al sistema informático, o bien se ajusta el sistema para que se adapte a las distintas formas de trabajo identificadas.

 

  1. Cultura organizacional. Normas y procedimientos internos

Un aspecto central de cualquier proyecto de informatización consiste en garantizar que el software represente y permita cumplir con las normas y procedimientos institucionales. Debe adaptarse a la cultura organizacional

 

  1. Regulaciones y presiones externas

En esta dimensión se ven representadas las fuerzas externas que facilitan o dificultan el diseño, desarrollo, implementación, uso y evaluación de los sistemas informáticos en al ámbito clínico (requisitos de los financiadores, de los reguladores, etc.)

 

  1. Métricas y vigilancia del sistema

Los efectos de la tecnología informática en la atención de la salud deben ser permanentemente medidos y vigilados. Deberìa evaluarse se manera continua la disponibilidad del sistema, la forma en la que el personal lo utiliza, su efectividad sobre las prestaciones médicas y la calidad y sus consecuencias indeseadas.

VER ARTICULO COMPELTO